La adaptación que miles de viviendas santacruceras tendrán que hacer en sus instalaciones si quieren seguir viendo todos los canales de la TDT costará entre 100 y 450 euros. Esta adecuación forma parte del proceso llamado liberación del Dividendo Digital, que comenzará el próximo día 25. Este procedimiento consiste en realizar una reordenación de la frecuencia de algunos canales de la televisión digital para dejar libre una parte del espectro radioeléctrico, por el que ahora se reciben señales de televisión, para que pueda ser utilizada por la telefonía móvil 4G.

Sin embargo, esta medida no afecta por igual a todos los hogares. “No se trata de un nuevo apagón analógico”, afirma el presidente de la Asociación de Empresas Instaladoras de Telecomunicaciones de Canarias, Julio Pérez, “es un procedimiento que será más o menos complicado dependiendo del tipo de vivienda y de receptor que se tenga instalado”.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha aprobado la concesión de 280 millones de ayudas para compensar a las comunidades de vecinos que tengan que hacer cambios en su sistema de recepción. Sin embargo, para optar a estas ayudas la instalación deberá estar a cargo de una empresa homologada y seguir una serie de requisitos.

A quién afecta. No todos los hogares de la capital tendrán que hacer las mismas modificaciones. Las casas terreras, unifamiliares y los edificios de menos de dos plantas solamente deberán resintonizar sus televisores para que se reordenen los canales que han cambiado de frecuencia. El procedimiento en los edificios que compartan un mismo sistema de recepción para varios vecinos, como es el caso de los de más de dos plantas, deberán ponerse en contacto con una empresa autorizada para realizar los cambios.

Modificaciones. No se tendrá que cambiar el televisor ni la antena. La adaptación de los aparatos receptores dependerá del sistema que utilice cada inmueble. Para aquellos que cuenten con una centralita programable, el instalador deberá reprogramarla para el rango de canales afectados; los inmuebles que dispongan de un amplificador monocanal, tendrán que sustituir los amplificadores de los canales afectados por la liberación del dividendo digital, para seguir recibiendo correctamente los canales.

Procedimiento. “Para poder optar a las ayudas que ha prometido el Gobierno es muy importante que las comunidades de propietarios sigan una serie de pasos”, afirmó Juan Setiem, administrador de fincas colegiado. En primer lugar, la comunidad de vecinos deberá disponer de CIF y una cuenta bancaria propia. Siempre se deberá contratar a una empresa que esté autorizada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para hacer la reparación. Será necesario aportar la factura, el boletín de instalación que la empresa está obligada a dar y un documento que acredite que la cuenta bancaria es de la comunidad. Todos los documentos deberán aportarse en formato digital, ya que la concesión de las ayudas solo se tramitará a través de internet.

Empresas. Para garantizar que a posteriori se pueda optar a las compensaciones, la empresa que realice el trabajo en el inmueble debe estar incluida en el Registro de Empresas Instaladoras de Comunicaciones, que se puede consultar a través de la página web www.televisiondigital.es. En Santa Cruz existen 43 compañías inscritas en el registro que cuentan con la homologación de Industria para llevar a cabo los trabajos.

Plazo. El calendario para realizar los cambios comenzará el próximo día 25. En este momento las cadenas de televisión empezarán a emitir los canales en sus nuevas frecuencias. A partir de ese momento, las comunidades de vecinos podrán empezar a llamar a los instaladores para hacer las modificaciones necesarias en sus aparatos de recepción. Sin embargo, hasta el 31 de diciembre las emisiones se mantendrán en las frecuencias antiguas para dar tiempo a que las comunidades de propietarios que tienen que hacer cambios contacten con los instaladores.

El Administrador de fincas, Juan Setiem, afirma sentirse preocupado porque la agenda que va a llevar la liberación del dividendo digital es “muy apretada”. “No ha habido información hasta ahora, llevamos meses preguntando y el plazo que queda es muy poco. Por la experiencia que tuvimos con el apagón analógico sabemos que el mercado quedó desabastecido de las piezas necesarias y los instaladores no daban abasto. Esto puede volver a pasar”, sentenció.

Ayudas. El Gobierno estatal destinará 290 millones de euros a pagar a las comunidades de propietarios que tengan que financiar las modificaciones en sus aparatos receptores comunitarios. Las comunidades deberán adelantar el dinero que dependerá de qué tipo de adaptaciones haya que hacer en sus aparatos. Las ayudas del Ejecutivo no superarán los 450 euros para los cambios de los equipos monocanales, y serán de 100 euros donde haya instalaciones de centralitas programables. No se subvencionarán nuevas instalaciones de estas últimas centralitas. “En un principio el Gobierno habló de destinar 800 millones para esta operación, finalmente serán solo 290. No ha habido una información clara respecto a la tramitación de la subvención”, resaltó Setiem.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresas Instaladoras de Telecomunicaciones de Canarias, Julio Pérez, considera que puede haber presupuestos que se encuentren por encima de los máximos establecidos por el Ministerio que dirige José Manuel Soria, “sobre todo si se trata de instalaciones viejas en las que haya que cambiar cableado u otros materiales”.

Fuente: La Opinión de Tenerife